Paella y tenis, combinación ganadora en Valencia

Hace ya más de dos años que vivo en Valencia y casi desde el primer minuto comencé mi búsqueda de la paella perfecta que me ha llevado a probar más de 200 restaurantes donde la preparan. Los que me seguís en las Redes Sociales ya tendréis algunas pistas de los lugares en los que comer un buen arroz. Hace pocos días se celebró a nivel mundial el día de la paella y cuando me llamaron para preguntarme por mi favorita me vino a la cabeza la que hasta la fecha es sin duda la paella perfecta de la ciudad, la que prepara Javier Palomino en el restaurante del Club de Tenis Valencia.

Aprovechando que la pasada semana se disputaba en dicho club la cuarta edición del BBVA Open Ciudad de Valencia, uno de los Torneos más importantes de España en categoría femenina, decidí darme una vuelta por el Club para darme un homenaje de tenis y paella y de paso conocer personalmente al artífice de la misma y conocer la impresiones de alguna de las participantes del Torneo.

La semana del BBVA Open es especialmente movida en la cocina del club ya que además de la habitual demanda del restaurante, el torneo atraé numerosos visitantes a la ciudad por lo que agradecemos a Javier Palomino que nos hiciese un hueco antes de comenzar el servicio para contarnos algunos de sus secretos.

Cada cocinero tiene sus secretos pero lo cierto es que Javier parecía un libro abierto a la hora de compartir su receta de la paella, reivindicando al fin y al cabo que el verdadero secreto es hacer las cosas bien, dedicarle el tiempo que precisa (45 minutos) y utilizar los mejores productos.

Un buen aceite para sofreir el pollo, el conejo y la verdura, pimentón cascara esencia, un buen tomate casero y caldo de pollo casero que cada día preparan con las carcasas. Garrofón, caracoles y arroz bomba de la albufera de Catarroja. Hierven diez minutos y terminan con 5 minutos de horno.

Javier Palomino es arrocero en el club de Tenis desde 2002 donde se gastan más de 100 kilos de arroz a la semana entre los diferentes puntos del restaurante y las raciones o paellas enteras para llevar.

Le encanta la cocina y siempre supo que se quería dedicar a esto por lo que se sacó el título de cocinero por las noches. Comenzó trabajando en la cocina del hotel NH Las Ciencias y pasó por los fogones del restaurante Pins parc de Godella.

Sus aficiones son jugar al futbol e ir en bicicleta con sus hijos y si bien confiesa que no le queda mucho tiempo para ir a otros restaurantes nos recomienda en Valencia Casa Roberto y Borja Azcutia que pasaron por las cocinas del club.

Como buen valenciano es amante del almuerzo y su lugar favorito es el Racó de l´horta de Alboraya. Le pregunto por un referente y rápidamente le viene a la cabeza el nombre de José Andrés.

Y ya que tenemos la oportunidad de contar en el club con algunas de las jugadoras más importantes del panorama internacional no quise perder la oportunidad de compartir una paella con Aliona Bolsova y de paso conocerla un poco más. A mi modesto entender ha sido la gran sensación del tenis femenino español durante este 2019, ya que si bien el año pasado jugase la final del BBVA Open Ciudad de Valencia, este año ha sido la española que más lejos ha llegado las pistas parisinas de Roland llegando a uno meritorios octavos de final.

Esta joven de 21 años de origen moldavo llego muy niña a Palafrugell en Girona. Hija y nieta de atletas todo apuntaba a que de una u otra forma se dedicaría al mundo del deporte.

Ali es una tenista diferente a lo habitual. Tiene una estética de apariencia dura con el brazo tatuado, pantalón en vez de falda y una mirada penetrante que denota cierta distancia pero lo cierto es que en la corta distancia la percepción cambia completamente, siendo una chica muy simpática que se muestra vulnerable y que responde a las preguntas de forma directa.

Le gusta Valencia y el Torneo, si bien su presencia y la confección de los torneos a los que acude la decide junto a sus entrenadoras en función del calendario y del cansancio acumulado por el número de partidos disputados.

Tiene muchas inquietudes y muchas ganas de aprender y conocer, comenzó a estudiar Historia en Estados Unidos con una beca de tenis que le concedió la universidad de Oklahoma St y en la actualidad completa su formación universitaria a distancia en Barcelona donde estudia Historia, Geografía e Historia del Arte.

Me la llevo a mi terreno de gastronomía, series y cine y sorprendentemente casi le gusta más que hablar de tenis. Le gusta mucho la cocina japonesa en general y el Restaurante Nomo en la Costa Brava en particular.

En su tiempo libre dedica mucho tiempo a estudiar y leer aunque también le gusta mucho escribir y sin considerarse fan de las series le han gustado mucho Juego de Tronos y Chernobyl. Le gusta el cine de autor y que sea diferente como la película “Call me by your name”

Admira a Roger Federer y le gustan las bibliotecas y pasear por Calella de Palafrugell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *